AAQTIC Asociación Argentina de los Químicos y Técnicos de la Industria del Cuero
EDITORIAL | COMISIÓN | OBJETIVOS | HISTORIA | INTERÉS GENERAL | GRÁFICOS Y TABLAS | MÉTODOS DE ANÁLISIS | VÍNCULOS | ASOCIARSE | CONTACTO
Cuero
 

Editorial

 

 

Editoriales anteriores
Editorial correspondiente a la revista:

Editorial correspondiente a la revista "Tecnología del Cuero" N° 84

Durante la última reunión del GLCC (Global Leather Coordinating Committeee), que tuvo lugar en Hong Kong en Marzo pasado en ocasión de la feria APLF, se continuó con la discusión de los proyectos que, en colaboración encaran las tres organizaciones que lo componen: ICT (International Council of Tanners), IULTCS (Unión Internacional de Sociedades de Químicos y Técnicos del Cuero) e International Council of hides, Skins and Leather Traders Association.

En la reunión, se analizaron las fortalezas y debilidades de la Industria del Cuero.

La característica clave (y principal fortaleza) es el carácter natural, renovable y bello del cuero.

Sin embargo, vemos que hay falta de información o información incorrecta que se brinda a los consumidores sobre la industria del cuero y sobre el cuero en sí mismo, induciendo a su reemplazo por otros materiales sintéticos o artificiales, haciendo aparecer a estos últimos como “productos más amigables con el medio ambiente”.

Uno de los argumentos que se utiliza es “la Huella de Carbono del Cuero” y más recientemente aún, “la
Huella de agua del cuero”. La Huella de Carbono busca calcular la cantidad de Gases de Efecto Invernadero, expresada en toneladas de CO2 equivalente, que son emitidos directa o indirectamente a la atmósfera cada vez que se realiza una acción determinada. Este análisis abarca todas las actividades del ciclo de vida de un producto (desde la adquisición de las materias primas hasta su
gestión como residuo), midiendo la contribución de cada una de estas actividades al Calentamiento Global, permitiendo a los consumidores decidir qué comprar en base a la contaminación generada como resultado de los procesos por los que ha pasado.

La metodología aplicada hasta hace poco tiempo para calcular la Huella de Carbono del Cuero, incluía la crianza del ganado del que se obtiene la piel, lo que impactaba negativamente en la Huella de Carbono del Cuero ya que es sabido que el ganado, durante toda su vida, produce dióxido de carbono y metano.

Sin embargo, como el objetivo principal de la crianza del ganado no es la obtención del cuero, sino
la producción de carne, la piel del animal, devenida luego en cuero, pasa de ser un residuo a ser un subproducto, insumo de otra industria.

Por tal motivo, la posición actual para el cálculo de la Huella de Carbono, presentada por Federico Brugnoli, experto internacional en el tema, responsable por la redacción del informe técnico de
UNIDO sobre cuero y emisiones de carbono, es que el inicio del ciclo de vida del cuero, es el lugar donde se faena el animal, no incluyendo la crianza del ganado.

De este modo, la Huella de Carbono del cuero es sustancialmente menor, revelando el impacto positivo
que el uso de la piel del ganado tiene sobre el ambiente, ya que si no se procesara, la disposición de la misma como residuo implicaría un elevado impacto ambiental negativo.

Cotance está promoviendo un estudio piloto para el cálculo de la Huella de Carbono en distintos países, el cual es apoyado por las principales organizaciones relacionadas a la industria del Cuero de todo el mundo.

Lic. Patricia Casey - Presidente

 

Carta del editor

En el Congreso Internacional de IULTCS, que tuvo lugar en Mayo pasado en Estambul, Turquía, fueron
presentados 66 trabajos científico-técnicos como conferencias y 97 en forma de posters.

Como en Congresos anteriores, es evidente el interés y la preocupación de los Institutos, universidades y centros de investigación por profundizar en el estudio de tecnologías limpias y procesos productivos amigables con el ambiente.

Por otra parte, preocupa el que no haya un listado oficial de Sustancias Restringidas y Prohibidas en el
cuero, asociado a los métodos de ensayo adecuados para su correcta detección. Los exportadores de cuero reciben constantemente de sus clientes la solicitud de cumplir con declaraciones en materia de sustancias restringidas y/o prohibidas, acompañadas de certificados de análisis que demuestren el cumplimiento con los límites de tolerancia establecidos.

Lamentablemente, en muchas oportunidades, los largos listados de sustancias restringidas y/o prohibidas incluyen varias que no están presentes en ningún tipo de cuero porque los insumos químicos usados en el proceso productivo no los contienen y porque no pueden ser el resultado de una reacción química que ocurra durante el mismo.No obstante ello, se debe justificar su ausencia haciendo análisis.

A esto se agrega el hecho que algunas grandes marcas, pidan realizar las determinaciones de algunas sustancias, aplicando métodos de análisis químicos desarrollados para otros materiales tales como el plástico o las telas, lo que conducen a resultados erróneos y, en algunos casos, hacen fracasar un negocio.

La industria curtidora debe preocuparse por obtener la mayor información posible por parte de sus
proveedores de insumos químicos, con el fin de conocer a fondo qué están usando en su proceso y evitar de este modo el uso de sustancias que pueden producir problemas de salud a los usuarios o daños al ambiente, así como también, controlar su proceso productivo para minimizar el riesgo de que alguna reacción química no deseada, se produzca.

Pero por otra parte, es imperiosa la necesidad de acotar el listado de sustancias restringidas y /o prohibidas en el cuero, y en esto está trabajando intensamente la Comisión IUC (análisis químicos de
IULTCS), la que ya ha emitido un borrador que próximamente será presentado al Comité ISO. Además
se incluirán los métodos de análisis reconocidos para el cuero, evitando de este modo falsos positivos que perjudiquen la imagen del cuero y de la industria que lo produce.

Lic. Patricia Casey - Presidente

AAQTIC | Ciudad Autónoma de Buenos Aires | República Argentina | Cel: (15) 4081-6508 | Tel: 4931-2999
NO COPYRIGHT; Permitida la reproducción, se agradece citar la fuente.